Novecientos ochenta y uno

Escribir bien es fácil; difícil es que te lean mejor.

Novecientos ochenta

Por menos interpretación literal y más pensamiento lateral.

Novecientos setenta y nueve

Hay que saber perder. Sobre todo, la cuenta.

Novecientos setenta y ocho

«Casi», la palabra que apenas lo es.

Novecientos setenta y siete

No es inútil el que quiere, sino el que no puede.

Novecientos setenta y seis

En mi defensa diré que soy culpable.

Pages:«1234567...167»