Novecientos ochenta y siete

Se aman si comparten ocios y odios.

Novecientos ochenta y seis

El saber no ocupa lugar pero la ignorancia desocupa tiempo.

Novecientos ochenta y cinco

Las ideas pesan, pero una vez que salen de la cabeza.

Novecientos ochenta y cuatro

La tristeza es la única amante fiel.

Novecientos ochenta y tres

Partir es llegar al camino.

Novecientos ochenta y dos

En el bosque se juega mientras el lobo está.

Pages:«1234567...167»