Treinta y dos

Mi nostalgia no es porque no estás, sino porque estuviste. Es importante notar la diferencia entre estar solo y triste.

Treinta y uno

No estoy viejo, solo supe ser menor que ahora.

Treinta

No es timidez, es riqueza interior.

Veintinueve

El perdón es vertical, como el desprecio. La comprensión horizontal, como el amor.

Veintiocho

El luto se guarda mientras el alma sigue fría.

Veintisiete

El pecado original y la virtud plagiada.